Buscar
  • infoduartedigital

"Dejamos de tener tanta conexión con Entre Ríos"

El intendente de Mocoretá, Fornaroli remarcó el escenario vigente tras el impacto del coronavirus en la localidad. Reconoció que la "nueva normalidad" obligó a cortar lazos históricos con la vecina provincia, con la cual mantienen una interacción social y económica constante. Indicó además que resulta complicado apuntar la gestión hacia temas alejados a la avanzada viral, así como pensar en la política electoral.


El intendente de Mocoretá, Juan Pablo Fornaroli mantuvo una charla con el programa La Otra Campana, que se emite los domingos bajo la conducción de Rubén Duarte, a través de LT7 Radio Corrientes y LT25 Radio Guaraní de Curuzú Cuatiá.

La oportunidad permitió al joven mandatario municipal referirse al contexto de la localidad y la zona ante la pandemia del coronavirus, sus implicancias en la gestión, así como en la política misma. Parte del diálogo se dio de la siguiente manera:

El tema obligado, la pandemia ¿Cómo están viviendo en Mocoretá?

-Sin dudas que vivimos un momento de tranquilidad, en comparación a la vez anterior. Recordemos que nos tocó atravesar una situación mucho más compleja que en esta oportunidad, aunque no deja de ser compleja, pero sí presenta otra realidad. De un caso positivo que hemos tenido, se han realizado 60 hisopados y todos han arrojado resultados no detectables, hasta el momento. Sabemos que aún queda una instancia más de hisopado en la que puede llegar a aparecer algún otro positivo, pero con la salvedad de que todas estas personas se encuentran aisladas hace varios días. Entonces, de tener un caso positivo, no estaríamos ante una persona que esté contagiando al común de la sociedad dado que ya está aislada.

¿Qué tipo de obras y acciones está llevando a cabo la Municipalidad? Al margen de lo específico de la pandemia.

-Se hace difícil centrar las energías en la gestión por fuera de la pandemia. Esto demanda muchas energías; sin embargo, vamos tratando de no perder el eje de nuestro programa de gestión. Venimos avanzando con una obra de pavimento frente a todo lo que es la calle Pedro Pablo Marturet, frente al Municipio. Se está armando una avenida y una modificación del paseo ferroviario. Estamos haciendo la restauración de la vieja Casa de la Cultura, quien es para nosotros la vieja estación del tren. Estamos avanzando en una obra que salió por intermedio del Gobierno provincial. Y a su vez también ya finalizando la parte cívica de la estación de rebaje. Una estación que va a significar una obra trascendental. En el medio estamos avanzando con obras estructurales, de lo que tiene que ver con el tendido de red cloacal. La verdad que en Mocoretá somos muy insistentes y constantes, en el sentido de la red cloacal, porque entendemos que es una obra que no se ve, pero que es estructural. Hoy podemos decir que tenemos casi la totalidad del pueblo con red cloacal, pero en este caso son personas a la que todavía no le había llegado o incluso estaban en mal estado, entonces se tenía que cambiar. Y en paralelo, venimos haciendo un trabajo constante en el parque industrial. Se tuvo que hacer un entubado de casi 200 metros, se limpió todo un arroyo. Se fue dándole forma al terreno. Obviamente, se lo hace a un ritmo mucho más lento, porque estas obras son encaradas con fondos municipales, entonces los números hoy están muy justos y uno tiene que ir llevando un ritmo distinto al que podría llevar en el caso de que la situación económica sea otra. No obstante, la situación de esta pandemia que nos demanda un montón de energía, uno trata de no desviar lo programado por la gestión para este año.

Está de moda la "nueva normalidad" ¿Qué es para el Intendente de Mocoretá?

-Es difícil de definir la "nueva normalidad". Creo que se debe a una localidad que tiende a vivir en la cotidianeidad que nos tocaba vivir antes de marzo, pero con ciertos cuidados y con nuevas situaciones que antes no se daban. La verdad es que de golpe dejamos de tener tanta conexión con Entre Ríos, por ejemplo. Dependemos aún, pero la verdad es que el tránsito antes era mucho mayor. Desde hace un mes, la verdad es que ese flujo vecinal está muy limitado. Entonces esto empieza a cambiar nuestra dinámica comercial del pueblo, los comercios ya comenzaron a vender más y empieza a darse esa nueva normalidad. Antes dependíamos mucho comercialmente del lado de Entre Ríos y hoy de a poco va cambiando esa realidad.

El año que viene, en la Provincia vamos a tener que elegir todo. Me gustaría saber si tenés alguna aspiración.

-Sin dudas que las aspiraciones están, pero también en esto uno no quiere contestar, como comúnmente con el casete, pero la realidad es que cuando uno está en la gestión, demanda tantas energías, que incluso resulta complejo pensar en materia política de cara al futuro. Obviamente, todo actor político y funcionario siempre tiene intenciones. Pero también uno tiene que entender que hoy no es momento de hablar de política, sino que hoy es momento de hablar de la gestión. Queda la mitad de un año que va a ser muy duro para los argentinos en general, porque la situación económica es compleja y, si bien tenemos suerte de vivir una realidad un tanto diferente, porque nuestro sistema productivo está en un año bastante estable, no estamos exentos de lo que sucede al resto del país. Entonces, uno cree que hoy es un poco inoportuno hablar de candidaturas políticas, cuando tenemos que poner las energías en ver cómo mejoramos la calidad de vida de nuestros vecinos.

0 visualizaciones0 comentarios