top of page
Buscar
  • infoduartedigital

“El cuerpo y la cabeza de la mujer no funcionan como la del hombre”: afirmó una profesora de fútbol femenino   

Corina Capurro, presidente de una Escuela de Fútbol de villa Urquiza, y profesora, habló en Juntos con Rubén Duarte, en el día internacional de fútbol femenino, sobre las particularidades de la disciplina que cada año crece más.  







 

Sobre su trayectoria en el fútbol femenino argentino, Corina Capurro, contó: “juego al fútbol hace más de 20 años, debuté en Estudiantes de la Plata, jugué en Racing, Excursionista, y futsal en Sarandí”; y agregó: “y a partir de ahí no paré, sinceramente la pasión que me trae el fútbol, me llevó hace 5 años a que cree la escuela dirigida para mujer, solo para mujeres”.

 

Asimismo, la presidente del club, comentó: “tuve más de 100 mujeres en estos años, entrenábamos 4 veces por semana y ahora lo hacemos todos los días”; y señaló: “ahora, por la situación económica, invitamos a hombres para hacer fútbol mixto”.


 

Al mismo tiempo, la profesora, afirmó: “mi vida es un caucho, no hay parte de mi vida que no tenga un caucho”; y de su familia, mencionó: “yo tuve 4 hermanos varones, jugaba al fútbol descalza en la arena con ellos, con sus amigos, tuve esa suerte, nunca me dijeron ‘no podés jugar’, incluso mi hermano era muy malo en el fútbol y me llamaban a mí para jugar”.


 

De los beneficios de jugar al fútbol, Corina, describió: “una juega al fútbol y se desenchufa de todo, eso me lo dicen siempre, se han formado grupo de amistades, entre gente que no se conocía, porque sienten que no son las únicas que quieren juagar al fútbol”; y añadió: “eso es lo principal, liberarse mentalmente, la parte social”.


 

“Lo principal es entender el funcionamiento de la mujer, la cabeza y el físico de la mujer, de hecho, me fui de River por eso porque el entrenador nos manejaba como si fuésemos hombres, y hay que entender que el físico no responde igual que le hombre”; y expuso: “en otros deportes tuve entrenadores que me supieron entender”.


 

Por último, remarcó: “cuando creé la escuela lo que más me importa es que la gente que me ayuda es que entienden que no es igual una mujer que el hombre, que funcionamos distinto”.

38 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page