Buscar
  • infoduartedigital

"LA TENDENCIA NATURAL ES QUE VALDÉS SEA REELECTO"



"Aún no nos han puesto en esa opción, la de elegir", aclaró uno de los líderes de la UCR quien en lo personal no descartó ir por una banca en el Senado de la Nación. Con la cautela propia de su dilatada carrera política, Breard abonó las razones por las cuales al actual Gobernador le correspondería el derecho a un nuevo período, aunque en todo momento habló de decisiones de conjunto. Se mostró complacido por la decisión de su bloque de mantenerlo en la Presidencia de la Comisión de Presupuesto, aunque remarcó que no hubo confrontación con Enrique Vaz Torres, quien aspiraba a reemplazarlo. "Se impuso la política y primó el consenso", señaló Breard quien, en todo momento, resguardó el rol de presidente del partido.

El senador provincial, Noel Breard dialogó en la víspera con el programa La Otra Campana, que se emite por LT7 Radio Corrientes y LT25 de Curuzú Cuatiá.

En ameno diálogo, el parlamentario radical comentó al conductor Rubén Duarte acerca de la dinámica política legislativa en tiempo de emergencia sanitaria.    

A continuación, la transcripción de la entrevista.  -¿Cómo están trabajando en el Senado en el marco de este distanciamiento social? -La verdad que uno siempre le encuentra la alternativa para seguir trabajando, sobre todo temas institucionales. Hemos hecho mucha contención social, surgieron problemas muy serios. Además de las sesiones, lo que surgió fue un gran trabajo de Comisiones y después, recorrida de barrios. Nos encontramos con algo insólito, el 12 de mayo iba a haber un gran desalojo masivo por parte de una justicia correccional, de un asentamiento social de los 61 que hay en la Capital. Logramos evitarlo con trabajo, coordinación, conversando con el Gobierno, la Justicia y haciendo presentaciones judiciales. Ahora estamos trabajando en la regularización dominial y en los planes Habitad, que son 10 programas sociales que se están haciendo en la provincia de Corrientes.  -¿De qué manera funciona el proyecto habitacional local? -Es un programa del Gobierno provincial que tiene coordinación y financiación algunas veces del sistema nacional. Supervisa el Ministerio de Obras Públicas y hacen lo que se llama la regularización dominial, primero. Los terrenos pueden ser de origen municipal, provincial o algunos particulares. Se logra pasar el estado dominial de la provincia de Corrientes y luego se van haciendo las adjudicaciones. Existen inconvenientes sociales, porque no siempre coincide el lugar donde vivía la gente con el lugar que se le adjudica. En los terrenos hay que hacer plazas, lugares comunitarios y es por eso que se hacen muchas modificaciones. El trabajo social del Instituto de Viviendas es espectacular: tienen asesores especializados en temas sociales. Imagínese que esa gente vivía colgada clandestinamente del agua, de la luz, recibiendo la mínima, como si fuera un riego por goteo. Te deja latente la herida porque uno dice: "¿Será posible que ciudadanos del siglo XXI tengan que vivir así, clandestinamente?".  -Hay una ley que está próxima a ser instrumentada y que tiene que ver con los Parques Hortícolas Asociativos Intensivos. -Efectivamente. Esta es una ley que salió el año pasado. Es muy parecido a los parques industriales que se están haciendo en la provincia de Corrientes y que se hicieron en todo el país. Funcionan con un sistema de cercado completo, se hacen por ejemplo, 30 hectáreas de tendalero plástico, se pone un ingeniero que es coordinador por parte del Idecorr, que es un mecanismo autónomo que funciona dentro del Ministerio de la Producción. Se compra toda la parte de fertilizante, de medicamentos necesarios y herbicidas, a través de un sistema comunitario. Y, a la vez, lo que se hace es traer productores o sub productores, o economías pre capitalistas que estaban dispersos en zonas productivas, luchando contra la falta de fondos y fracasando porque si hay algo vital en la agricultura, es el fertilizante en el momento oportuno, sino no sirve. Si a esto que les das competitividad de conjunto, le permite entrar a ese parque hortícola.  -¿Tiene la mirada puesta en el Senado de la Nación? -La política es una carrera de obstáculos, con objetivos muy claros y compromiso de militancia. Yo empecé a militar en plena dictadura, era quinto partido político el Radicalismo cuando me incorporé, sin ninguna especulación de tipo electoral y después fue mejorando en el tiempo. Es cierto que en 1985 este partido me dio la oportunidad de ser candidato a Diputado provincial a los 29 años. Y después en la provincia, nunca más participé porque a los 33 años me fui de Diputado nacional. Después tuve un descanso de 10 años, de golpes políticos, usted sabe que fueron difíciles las situaciones. Durante 10 años seguí militando en el llano, con dos ruedas en el pavimento, dos ruedas en la banquina y ahí recordé que la política no es cuando uno anda bien, porque cualquiera anda bien cuando todo está bien, el problema es cuando tumba el auto en política y realmente nos levantamos. Esto fue la fortaleza que nos dio y la música que a mí me inspiró fue la Cigarra, de María Elena Walsh. Tantas veces me mataron, tantas veces me morí que en mi entierro fui y resucité. Yo nunca bajé los brazos porque siempre tuve el optimismo de la voluntad. Yo le digo a la gente que joven no quiero ser, hay algunos que quieren ser jóvenes y pasan por ridículos. Yo quiero ser sano. -¿Cómo tomó este intento del ricardismo de desplazarlo de la presidencia de la Comisión de Presupuesto, en favor de Enrique Vaz Torres? -Eso leí en el diario el otro día. Yo tengo que decir que acá lo que ocurrió fue que el radicalismo creció junto con ECO y pasamos a 10 Senadores. Esto significó que había que hacer distribución de comisiones. Tal es así, que Diógenes González se incorporó y lo primero que dijimos es: "Diógenes, vos tenés que llevar una comisión, tomá la presidencia de Derechos Humanos, que yo fui presidente muchos años", también tengo un compromiso con la lucha de los Derechos Humanos en términos de compromiso democrático, que significó el valor de Raúl Ricardo Alfonsín. Entonces, es una comisión, para nosotros, muy fuerte espiritualmente. Hay que compartir y ser generoso. Y el presidente hoy de la Comisión de Derechos Humanos es Diógenes, pero fue conversado. Con Vaz Torres no tuvimos ningún inconveniente. Fue conversado: él creía que tenía derechos legítimos, muchos años de equilibrar una provincia que había recuperado sus números, él como ministro y yo como presidente de la Comisión de Presupuesto. El mérito nos dábamos entre los dos, ¿no? Entonces conversamos y entre todos dijimos: "Vamos a priorizar también la política", el cargo ya estaba en los códigos parlamentarios, pero no hubo ninguna confrontación. Fue una aspiración legítima de un hombre que viene con éxito en su manejo de ministro y quería traspolar esa experiencia en la legislatura, pero la legislatura tiene otros tiempos y otra dinámica.  -El diputado, Eduardo "Peteco" Vischi se manifestó públicamente en favor de la reelección de Gustavo Valdés. Si usted tiene que optar: ¿Colombi o Valdés?  -La verdad es que todavía no nos pusieron en esa opción. Yo no me opongo a que Valdés sea reelecto. -¿Y Colombi? -Yo no me opongo a que sea Colombi. Hay una norma no escrita en ECO que tiene una virtud espectacular. Si un gobernador anda muy bien en las encuestas, está insertado socialmente, es joven, tiene una dinámica y tiene un solo período, tiene derecho a continuar su mandato 4 años más, y después debe ceder la posta. Tal como lo hizo el Ricardo Colombi en su momento. Yo creo que Colombi es una persona muy inteligente, que construyó, ayudó a construir, fue uno de los protagonistas principales y tiene más futuro que pasado. Sabrá tomar la decisión en conjunto con los demás, de que si un gobernador viene muy bien y la dinámica así lo indica, el primer objetivo es ganar y el segundo, garantizar el triunfo. La tendencia natural es que Valdés sea reelecto.  -Vayamos al panorama nacional del oficialismo gobernante y de la oposición. -Venimos de una oposición que tiene que aceptar una autocrítica. Si no nos ponemos en ese emplazamiento, no entendemos nada de lo que nos pasó. Pero en segundo lugar tenemos que ser respetuosos de una crisis muy seria en la Argentina, que ahora se adicionó una crisis sanitaria. Esto genera una gran responsabilidad. Y entonces, lo que tenemos que hacer, es lo que vienen haciendo los gobernadores, desde el conjunto de la oposición, conviviendo con el Gobierno nacional. Diferenciándose en lo que hay que diferenciarse, pero llevando una política nacional no de tironeo y bloqueo. Y a la vez, con mucha autoridad, para marcar las diferencias que tenemos, porque la Argentina necesita frenos y contra frenos. Recién leía un reportaje a Jesús Rodríguez, de la Auditoría General de la Nación y se me viene a la mente una cita de Kant, que decía: "Los gobiernos que no respetan la Constitución, la división de poderes, no se ponen freno, convierten a los ángeles en demonios". Lo que tenemos que cuidar es que el Gobierno, so pretexto de una unidad de conducción y necesidad en esta crisis, se convierta en dejar de ser ángel, para convertirse en demonio. Esto es lo que tenemos que tener cuidado. Y la responsabilidad de la oposición es impedir estas cosas, para que la sociedad argentina no sea rehén de ningún fanático, de derecha o de izquierda y nos complique la vida a los 44 millones de argentinos.


7 visualizaciones0 comentarios