top of page
Buscar
  • infoduartedigital

Rubén Duarte entrevistó a Fabián Plano, medico integrante del Comité de Crisis de la Provincia

´´Hay un incremento de casos, básicamente estamos frente a un brote´´, dijo en las últimas horas el doctor Fabián Plano, integrante del Comité de Crisis de la Provincia, durante una entrevista con el periodista Rubén Duarte por LT7 Radio Corrientes, donde se repasó el cuadro actual del Covid-19. Así se desarrolló el diálogo.


Está en línea el Dr. Fabián Plano, integrante del Comité de Crisis de la provincia de Corrientes. Un gusto saludarte, buen día.


Buen día Rubén. Muchas gracias por el contacto.


Todavía estoy peleándole a algunas secuelas después de un año y 6 meses y quiero agradecerte públicamente porque me estás dando una mano en ese sentido.


Por favor.

La información confirma que hay un nuevo brote de COVID 19 en el país, particularmente en Corrientes, con otra muerte en las últimas horas, casi 160 casos activos, pero seguramente vos tendrás más precisiones sobre este cuadro de situación.


Hay varias cosas que podemos decir para poder llevar la información concreta y la recomendación apropiada a la población correntina. Si bien en los últimos días colegas e integrantes del Comité de Crisis también ya se han referido al tema y la gente está bastante entrenada e informada, no está de más insistir en algunas cosas que son muy importantes. En primer medida, vamos a repetir lo que vos dijiste, hay un incremento de casos, básicamente estamos frente a un brote. Es decir, un incremento en el porcentual de positivos, de activos como se dice, que oficialmente informamos a través del boletín a diario, pero que todos nos damos cuenta que en general tenemos la sensación de que hay mucho más de lo que se dice, porque claramente todos tenemos algún conocido con síntomas o que no se quiso hisopar pero se aisló nomas. El Comité de Crisis entiende esa situación y comprendemos que quizás el número, que no se puede cambiar porque es el oficial de los testeados, puede ser por dos o por tres en realidad. Con lo cual, la cifra de positivos en Corrientes, sin dudas es mayor. Frente a este brote, que es mayor en Capital que en el interior de la provincia de Corrientes, con epicentro donde siempre arrancaron los problemas en el interior, como por ejemplo Curuzú Cuatiá y Goya, que es donde hay más movilidad, mayor sociabilidad y mayor ida y vuelta de la gente… Estamos viendo ese brote que ha impactado de manera leve en el sistema de salud ¿Por qué? Porque los cuadros en general, no son cuadros clínicos graves, salvo cuando les toca contagiarse a las conocidas personas del grupo de los vulnerables. Dicho esto, uno puede analizar ¿Por qué está ocurriendo esto? Porque no es sólo en Corrientes, sino en Buenos Aires también, CABA y AMBA, donde más casos hay, ha habido en las últimas semanas cerca de 70mil confirmados positivos y justamente coinciden con dos o tres fenómenos que ocurren y que los llamamos factores desencadenantes o que impulsan el brote. Uno de ellos es que hemos observado el aumento de positivos y de gente contagiada de forma progresiva y lenta desde que se retiró la obligatoriedad del barbijo. Esa es una realidad, hay un antes y un después de eso y si bien la decisión no está cuestionada por mí, ni por nadie, porque había muy pocos casos y había que tratar de volver a una vida con cierta normalidad, es un factor que hoy por hoy quedó arraigado en un gran porcentaje de la sociedad y ya vemos menos personas con el barbijo, no digo en la vía pública porque es un espacio abierto y ventilado, pero si en espacios cerrados. Allí deberían preventivamente ponerse, más que nada porque pueden estar al lado de una persona vulnerable, de una persona mayor de 60 o 65 años y uno no sabe si uno puede estar positivo o en los primeros días de la enfermedad o del contagio y en ese momento puede contagiar a las personas que comparten el ambiente respirando cerca o a menos de dos metros. Entonces el no uso del barbijo ha hace que no solo el COVID, sino también otras enfermedades virales hayan hecho un pequeño pico de contagios como hemos visto en los últimos meses. El otro factor es que un porcentaje bastante importante de la población no ha completado su dosis de refuerzo de vacunación. Ahí tenemos un tema picante, complicado, donde hay cuestiones culturales, de ignorancia, de temor, de preferencia, que hay que dejar de lado porque las vacunas, todas, está comprobado su seguridad y efectividad. No se están administrando vacunas que vayan a causar un problema, sin embargo existe un grupo de la sociedad que todos respetamos que tiene una opinión distinta, pero que vuelcan esa falta de la administración o recepción del refuerzo a un porcentaje alto de la población y son personas que pueden andar contagiando a grupos vulnerables. Hoy en día decimos y voy a repetir las palabras de nuestro infectologo, Achinelli, hablamos más de fijarnos en las personas que al cuarto mes de la última dosis no han tenido refuerzo. No estamos hablando del número de dosis, hablamos de ¿Cuándo te vacunaste por última vez? ¿Hace más de 4 meses? Y encima sos mayor de 50 años y además tenes enfermedades que afectan tu sistema inmunitario, sos una persona que te podes contagiar y pasarla mal. Entonces, no sólo vos, sino todas las personas, deben después del 4 mes ir a recibir el refuerzo. Si esto no se entiende, es claro lo que va a pasar porque conocemos un poco mejor la biología del virus. El virus va a seguir viviendo entre las comunidades humanas, va a seguir mutando y nos va a seguir contagiando, lo cual nos va a llevar a un gran desafío que es la gestión de la pandemia a largo plazo. Es un desafío global, que se debe encarar desde los países y las regiones de América, Europa, de forma global… Y el tercer factor identificado, más allá del comportamiento de la sociedad que siempre dejo para el final, cosa que me reten un poquito en la calle, es el tema de los sublinaje, las mutaciones del virus que están circulando, son altamente contagiosas porque han desarrollado mecanismos para evitar nuestros anticuerpos y fácilmente se contagian. Dada esta situación y en este momento del año, con fiestas, aglomeraciones, viajes y jóvenes moviéndose mucho y perdiendo el ABC de lavarnos las manos frecuentemente ¿Quién hoy se lava frecuentemente las manos? A veces pasamos toda una mañana, me incluyo y no nos hemos lavado las manos. Hemos perdido el ABC del lavado de manos, la ventilación de los ambientes, de taparnos la boca con el pliegue del codo cuando tosemos o estornudamos porque hay una falsa sensación de tranquilidad porque hay pocos muertos, pero hay muchas personas que no la están pasando bien, que tienen más de 60 años. Por ahora la situación es de impacto leve y de un brote controlado, ahora si todo esto sigue, tenemos que hacer frente a lo que se viene. Por eso es que el Comité de crisis ha dado una serie de recomendaciones que no están de más repetirla a través de los medios. Primero que nada, hacemos foco que las personas mayores de 50 años completen los refuerzos de vacunación, porque vacunas hay, pero no es lo mismo que existen vacunas a que exista vacunación, parece una frase hecha pero es una realidad. Yo puedo tener las vacunas que sea, hasta se me pueden vencer, pero si no existe el que va y pone el hombro a la vacuna, es decir, la persona que accede a la vacunación porque quiere, es un problema. Que se pongan los refuerzos a partir del cuarto mes de la última dosis, no importa si es la tercera, la cuarta o la quinta. Y lo otro, hay que usar el barbijo sobre todo en los trasporte públicos y en las instituciones de salud, que son los lugares donde hay una mezcla o aglomeración de personas en espacios que según la hora y la temperatura puede ser más o menos ventilado y las instituciones de salud que es donde van las personas ya enfermas. También hacemos hincapié en el lavado frecuente de las manos, en la ventilación de los espacios y el uso adecuado de barbijo. Cuando uno tiene síntomas respiratorios hasta que logra hisoparse, debe usar barbijo y no debe minimizar los síntomas, porque es muy común escuchar que es un resfrío, cambio de clima, que no va a pasar nada… Claro, no le va a pasar nada al joven, al saludable, pero esa persona es la que va y después contagia a los vulnerables. Después los que han viajado y hay que vigilarlos por lo menos 15 días cuando llegan a Corrientes, tener en cuenta que cualquier síntoma sospechoso respiratorio o gastrointestinal o fiebre o dolores musculares de un viajero en los últimos 15 días, tiene que levantar la sospecha de un posible contagio para COVID. Eso es lo que estamos recomendarnos para volver con una ciudadanía consciente de lo que está ocurriendo y que puede o no, estamos controlando, aumentar. Por ahora la curva es ascendente, leve, pero en las últimas semanas hemos tenido algo así como un 5 a 6 por ciento de incremento en las cifras que teníamos antes y a nivel nacional hemos tenido alrededor de 50 fallecidos en las últimas semanas en toda la nación. Esa es la situación.


Vos te acordas hace dos años atrás cuando hablábamos y esto explotaba, cuando había muertos todos los días… Nosotros decíamos que va a haber un antes y un después de la pandemia, el tiempo trascurrió y ese después no existió. Cuando nos olvidamos un poquito y la vida siguió normalmente.


Yo tengo una mirada parecida. No exactamente así con para con todas las personas. Principalmente creo que pensábamos en un antes y un después para nuestro sistema de salud a nivel nacional y con derrame a nivel provincial. Pensábamos en un antes y un después en el comportamiento ciudadano en general. Y pensábamos en un antes y un después en las grandes potencias. Ahora bien ¿Qué observo? Observo que sólo aquellos que han sufrido la enfermedad o que han padecido los estigmas de la misma, ya sea por familiares o por cuestiones económicas, laborales o de salud directamente, son el grupo de personas o de instituciones y ahí incluyo al sistema sanitario, que han adquirido conciencia de lo que pasó. Aquellos que tuvieron la suerte, que si uno se fija la cantidad de fallecidos en Corrientes y la cantidad de contagiados a lo largo de la pandemia, hay una inmensa cantidad de correntinos que no se enfermaron nunca. Creo que esas personas son el desafío y ahí es donde noto la diferencia. Si bien el ser humano se dice que tropieza dos veces con la misma piedra, cuando hay cuestiones de salud entiendo que entendemos un poquito más la lección y tratamos de no volver a pasar por lo mismo. Vos sos una persona que la pasó mal y que sobrevivió y que adquirió conciencia claramente y nunca dejaste de tocar este tema en tu agenda, pero probablemente muchas otras personas con tu misma profesión que no le ha pasado eso, tienen una mirada hacia otro lado en este momento. Entonces creo que ahí está uno de los factores que el que no ha padecido, sufrido, que no ha estado cerca, le cuesta entender lo difícil que es el durante y el después. Esto no terminó, la sociedad tiene derecho a divertirse, a salir del encierro, a recuperar sus trabajos, sociabilidad y relaciones, pero con mucho cuidado. Con extremo cuidado, como siempre ha dicho el Sr. Gobernador. Siempre dice el máximo de los cuidados el Gobernador, me quedó gravado esa frase, porque es correcto. No te va a encerrar, pero lávate las manos, ventila los espacios, da un buen concejo a los que tienen síntomas, promové la vacunación, no hay que tirar el carro para el otro lado y ahí sí creo que estoy de acuerdo con vos, que en el después no veo en nuestra ciudad que tengan este máximo de los cuidados y se hayan relajado un poco. Me parece que hay que volver a implantar el tema en la sociedad, hay que volver a concientizarlos y claramente el objetivo primario hoy, es la vacunación. Hoy se está hablando como grupo de riesgo, personas que no se vacunaron, personas que ya han pasado más de 4 meses que se han puesto la última dosis. Entonces, ya no estamos hablando de edad, no de enfermedades predisponente, sino de una situación en relación a su vacunación. Toda persona que hoy tiene más de 4 meses sin haberse puesto la última vacuna, es un grupo de riesgo, tenga la edad que tenga. Lo que hace la vacunación es disminuir la gravedad de la enfermedad. Hoy, tenemos más de 15 personas en terapia intensiva en el hospital de campaña, de las cuales 10 o 12 están con respirador. Y en la sala en general, entre 50 pacientes. No pueden estar en sus casas, necesitan atención médica y muy probablemente un porcentaje de ellas no puedan volver a casa y pasen a terapia o anden mal. Esperamos que no, pero esa es una realidad que se debe saber. El sistema de salud salió de la pandemia fortalecido en conocimiento, en ciertos recursos relacionado en COVID, pero hemos hecho un gran esfuerzo en la provincia y que venga un brote y después se trasforme en una ola o picos muy grandes, va a hacer un desafío tremendo para quienes tratan de gestionar esta cuestión. Esta es mi mirada, un mix donde no puedo pegar a todos por igual, pero sí todos tenemos que hacer el mismo esfuerzo porque se están internando cada vez más personas. Las personas se están equivocando en no vacunarse.


Inés: Un consejo para todos los que están escuchando a usted ¿Cuál sería el consejo para fortalecernos física y mentalmente nuestro cuerpo?


Voy a empezar por algo que sería atípico poner en un recetario o en la lista y es informarse correctamente. Si no tenemos la información correcta vamos a tomar decisiones equivocadas. Hoy en día lo que más se valora en muchos ámbitos de la vida del ser humano es la información correcta. Tenes que tener una vida saludable, hacer actividad física, si bien en la pirámide de la vida saludable muchos la ponen arriba y no como base, es importante tener actividad física. Segundo, tenemos que tener un periodo de descanso diario apropiado, de 6 a 8 horas, con un buen descanso nocturno y de recomposición de las energías, el que no descansa bien debilita su sistema inmunitario. Tercero, tenemos que tener una actitud positiva, difícil de encontrar hoy en día por los avatares de la vida diaria, pero hay que tener el lado positivo. Es sabido que quien tiene mejor actitud ante los problemas, siempre tienen mejores resultados. Cuarto, hay que tener un buen humor, la risa, el descanso reconforta. Además de eso, hay que tener una alimentación de todo un poco, verdura, frutas, proteínas, hoy en día hay mucha información sobre la alimentación saludable. Somos los que comemos, decían hace 100 años nuestros colegas y es una realidad. Parece mucho estas cosas, porque además hay que trabajarlo porque hay que vivir y relacionarse con la gente que nos rodea, pero quien más se acerca a esa fórmula… Esto es lo que debemos perseguir a lo largo de la vida, sobre todo los que tenemos más de 50 años y algunas enfermedades porque es lógico que no vamos a vivir muchísimos años más, pero hay que hacerlo de la mejor manera posible. La vida pasa muy rápido, la juventud también y que no desperdicien esa salud que tienen tratando de experimentar cosas que no van de la mano con lo que Inés me está preguntando, es decir, una vida saludable.


Te tengo que despedir Fabián, te mando un abrazo, muchas gracias.


Gracias a vos por tu tiempo. Saludos a Inés también.


1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page